Canarias Guiada

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

El vino y el arbitrio.

E-mail Imprimir PDF

CORRÍA el mes de noviembre de 2010 cuando asistí a una conferencia sobre el vino y las matemáticas en la librería Lemus. Estuvo a cargo de nuestro querido y extraordinario profesor de matemáticas don Luis Balbuena. Fue una delicia, porque este profesor, además de saber mucho, pone un entusiasmo sin límites en la materia que domina y que la hace asequible por su gran capacidad didáctica y pedagógica. Y nos ilustró de cómo las matemáticas están presentes en el mundo del vino.

Que "el vino es un elemento clave en la cultura occidental" es algo que asegura y pone negro sobre blanco don José Nicolás Boada Juárez (doctor en Medicina y Cirugía) en su reciente libro "El vino y la música", tras dedicarle al asunto un amplio espacio temporal. Se remonta el autor a la antigua Grecia, significándonos cómo el médico Asclepíades de Bitinia, que falleció unas décadas antes del nacimiento de Cristo, trataba a sus pacientes mentales con vino y música. Y rastreando el autor la conexión del vino y la música nos ofrece un extenso catálogo de obras y compositores en donde ambos elementos se funden. Tras advertir que "el vino, mal bebido, no perdona ni a quienes lo inmortalizan", concluye diciéndonos que "el vino es un valor arraigado en lo más profundo de nuestro patrimonio cultural que no solo no puede perderse, sino que debe preservarse".

Y porque no debe perderse y además debe preservarse y mejorarse, el Cabildo de Tenerife se involucró a tal fin hace tiempo, desarrollando la implantación de bodegas con la necesaria tecnología; preocupándose por las denominaciones de origen para responder de la calidad del producto; apoyando a los viticultores para, además, consolidar lo que a la agricultura y al paisaje afecta. Pasaron a la historia aquellos tiempos de los blancos "azufrados" de Arafo que te dejaban maltrecho. Hoy, gracias al esfuerzo de viticultures, bodegueros, enólogos y Consejos Reguladores, tenemos una amplia gama de vinos y de alta calidad. Y aquí infiere el título de este comentario.

Hace tiempo que nuestra comunidad autónoma creó el AIEM. Esto es, el Arbitrio sobre Importación y Entrega de Mercancías. En tanto que "derecho o impuesto con que se arbitran fondos para gastos públicos", supongo que era y es un impuesto a la entrada en Canarias de determinados productos y mercancías con el fin de proteger la producción propia. Pues bien, el tal AIEM no se aplica a la entrada de vinos procedentes de la España peninsular. Uno puede encontrar en cualquier supermercado vinos embotellados de Valdepeñas, Cariñena, La Rioja? a un euro, a dos euros? Algunos de esos precios no cubren ni el costo de la botella que lo contiene, corcho y etiquetado. ¿Cómo es posible? ¿Se protege así a la producción de nuestros vinos? Vinos que entran en Canarias sin pagar impuesto alguno, mientras que los vinos canarios han de pagar impuestos aduaneros para su entrada en la Península. ¿Qué hace el Gobierno de Canarias para evitar este dislate? ¿Qué hace el Cabildo respecto de este asunto? Aunque solo fuese por rentabilizar su esfuerzo en el desarrollo vitivinícola, el Cabildo debería estar presionando permanentemente al Gobierno canario para evitar esta situación.

NOTICIA RECOGIDA DE WWW.ELDIA.ES

 
banner-rutas-islas-tomtom2

Google Translate.

Agenda de Eventos.

<<  Febrero 2018  >>
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
   
    

webcams_de_canarias

Teatros y Auditorios.

    1024px-Auditorio_alfredo_kraus_las_palmas_de_gran_canaria_250x166

SDC10666