Canarias Guiada

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Villa de La Orotava

E-mail Imprimir PDF

La Villa de La Orotava cuenta actualmente con una población de 40.000 habitantes y se encuentra enclavado en la zona norte de Tenerife en el Valle que lleva su mismo nombre.  Es el municipio con mayor extensión de la isla , ya que gran parte del Parque Nacional del Teide esta dentro de este término municipal.

En el pasado formó  parte del antiguo Menceyato de Taoro, uno de los nueve reinos aborígenes en que se encontraba dividida la isla de Tenerife hasta 1496, año en que finalizó el proceso de conquista de la isla. Fue de este reino de donde salió el valiente Mencey Bencomo a luchar contra los conquistadores, dando su vida en la batalla de Aguere por la libertad de su pueblo.   La fundación de dicha villa se sitúa entre los años de 1502 y 1506, debido a los pleitos que llegaron hasta la corte castellana por la apropiación indebida de tierras y agua.

Después de la conquista , el Adelantado y  Conquistador Alonso Fernández de Lugo inició el reparto de tierras y aguas entre los beneficiarios de dicha empresa. De una zona rica en madera por sus árboles, de agua y de pastos, los nuevos dueños de la tierra se dedicaron a deforestar sus bosques para plantar el cultivo de la caña de azúcar así como las vides de la variedad de Malvasía.

Una vez analizados los hechos, Fernando el Católico determinó el nombramiento de Juan Ortiz de Zárate como Juez Repartidor que, tras someter a juicio la distribución efectuada por el Adelantado y tomar declaración a los inculpados, enmendó ciertas irregularidades a través de la expropiación de aquellos solares que no se encontraban ocupados. Su mayor empeño fue el de la organización de un espacio urbano que dotara de identidad al creciente lugar de Orotava, una de las más importantes demandas de los primeros vecinos del lugar.

A partir de ese momento comienza a gestarse la imagen urbana de La Orotava que alcanzará su definición durante el siglo XVII, siglo de esplendor de la localidad. El crecimiento que experimentó La Orotava en su conjunto se debió en gran medida a la prosperidad generada por la exportación de vinos, lo que propició su progresivo enriquecimiento alcanzando un alto grado de influencia socioeconómica dentro del panorama insular.

Si el siglo XVII había supuesto el momento de mayor esplendor dentro de la joven historia orotavense, la siguiente centuria marcó el declive de ese auge económico y social, motivado especialmente por la crisis en el sector de los viñedos. Ello originó un profundo estancamiento en el desarrollo de la localidad no sólo desde el punto de vista económico, sino también desde el punto de vista demográfico, frenándose el hasta entonces progresivo aumento de población, y la pérdida de la influencia que hasta entonces había representado La Orotava, como una de las ciudades más importantes a nivel insular. La situación no varió básicamente hasta el segundo tercio del siglo XIX cuando diferentes acontecimientos como la introducción del monocultivo de la cochinilla o la desamortización, mejoraron de manera sensible el negativo panorama en el que se había visto inmersa la Villa durante el siglo XVIII.

La bonanza económica se vio interrumpida con la sucesión de conflictos bélicos que afectaron a Europa desde 1914 con el estallido de la Primera Guerra Mundial, en 1936 con la Guerra Civil española y en 1939 con la Segunda Guerra Mundial. Todo ello generó un profundo estancamiento en el desarrollo económico y social de La Orotava del que tan sólo pudo sobreponerse a comienzos de la década de los años sesenta cuando la economía regional inició un despegue a raíz del desarrollo del turismo. Es a partir de este momento, y sobre todo en las décadas posteriores, cuando buena parte de la población activa se empleó en el sector servicios y de la construcción, vinculados a la industria turística emergente en el Puerto de la Cruz y en el sur de la isla.

La Orotava conserva un casco histórico envidiable que va a permitir a los visitantes volver a siglos pasados  y descubrir una arquitectura local que fue el reflejo de la fusión de personas llegadas desde distintos países y lugares de la península. La Orotava es monte, volcanes, paisajes pero además historia , cultura y una gran variedad de sabores y olores de su gastronomía así como de sus caldos de la denominación de Origen de Vinos del Valle de La  Orotava.

Entre los actos festivos más importantes de este municipio está el Corpus Christi ( festividad del mundo católico en la cual las calles se decoran con pétalos de flores para recibir al Santísimo ) y el famoso tapiz de arenas volcánicas que se realiza cada año en la plaza del ayuntamiento y que cada año nos sorprende con algo nuevo. No debemos de olvidar la Romería de San Isidro Labrador así como el famoso Baile de Magos de este municipio.

Lugares de Interés:

  • Iglesia de la Inmaculada Concepción.
  • Iglesia y Antiguo Convento de San Agustín.
  • Iglesia y Antiguo Convento de Santo Domingo.
  • Casa de Franchy- Museo del Alfombrista.
  • Casa Familia Fonseca- Machado.
  • Molino de Agua.
  • Casa Lercaro.
  • Liceo de Taoro.
  • Jardines del Octavo Marqués de la Quinta Roja- Jardines Victoria.
  • Ayuntamiento de la Orotava.
  • Hijuela del Botánico.
  • Ayuntamiento de La Orotava.
  • El Rincón.
  • Parque Natural o Corona Forestal.
  • Parque Nacional del Teide.
 
banner-rutas-islas-tomtom2

Google Translate.

Agenda de Eventos.

<<  Agosto 2018  >>
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
  
  
Tenerife

webcams_de_canarias

Teatros y Auditorios.

    1024px-Auditorio_alfredo_kraus_las_palmas_de_gran_canaria_250x166

SDC10666